domingo, 12 de abril de 2015

Donde de verdad se encuentra perfección

Qué sabia es la vida, 
tanto que nos deja a veces que pensemos que
los sabios somos nosotros. 
Pobres mortales...

Nos lo permite y cuando ella lo considera oportuno
nos da las lecciones correspondientes que ella considera
debemos aprender, o tal vez que debemos no olvidar.

Nos enseña sobre fortaleza, cimientos y generosidad.
Nos enseña a que todo es cíclico, y a que
igual que una vez nos enseñaron a nosotros
nos llega el momento de enseñar.

Nos enseña sobre olvidos, reencuentros y pérdidas;
sobre riesgos y valores reafirmados,
sobre apuestas arriesgadas con premios de sonrisas o lágrimas
sobre la belleza del inalcanzable vuelo de un águila,
sobre aprender a valorar de verdad,
de que nada pasa  por nada... de tantas cosas.

Me siento afortunada de poder seguir aprendiendo
 de mis acciones y reacciones, de las de otros, 
de lo que se ve y de lo que no,
de lo que cada día se me ofrece,
de aprender que la ilusión es el motor de la vida
y a cuidar de los míos y los que desean formar parte de mi vida,
 porque al fin y al cabo de eso se trata:

de aprender para ser alumnos de la vida
 merecedores de sus enseñanzas
 y de su inagotable belleza generosa.

"La perfección de la vida" by AnAis


Artículos Relacionados

3 comentarios:

Sergio DS dijo...

Es nuestra visión la que convierte lo común en perfecto.
Saludos.

18 de mayo de 2015, 0:44
AnAis García Burgos dijo...

Absolutamente de acuerdo Sergio. Y de echo, de que así sea y como lo hagamos, depende en gran medida nuestra felicidad.
Saludos!

18 de mayo de 2015, 8:25
AnAis García Burgos dijo...

Absolutamente de acuerdo Sergio. Y de echo, de que así sea y como lo hagamos, depende en gran medida nuestra felicidad.
Saludos!

18 de mayo de 2015, 8:26

Publicar un comentario

 
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons .