lunes, 26 de mayo de 2014

Un alma con forma de robot

Para mí el arte es uno de los conjuntos en esta vida
que más elementos acoge, además que con todo cariño lo hace.

Hay quien dice "eso no es arte", pero yo le digo que,
si me aporta algo al alma, para mí sí que lo es,
y ese juicio personal no me lo rebatirá nadie jamás.

Sin ir más lejos, arte y absoluto derroche de imaginación,
son las obras de mi hermano Antonio, al cual, hasta hace bien poco,
no le hacía yo poseedor de esa inquietud que nos embarga a los que nos gusta crear,
a cada uno dentro de su estilo.

Os  invito a que visitéis su blog, donde podréis disfrutar de  una curiosa 
colección de sus "rotothijos", los cuales va creando con materiales eléctricos reciclados, 
lo cual seguro os resultará totalmente curioso,
e incluso tenéis la oportunidad de encargarle alguno para algún original regalo :)

Aquí sin ir más lejos os presento a AVATAR.



Un regalo que le hizo a su sobrina Verónica, la cual lo tiene entre algodones,
como no merece ser de otra forma, no se mueve, pero estoy segura de que le late el corazón :)

Que la magia de crear siga embargándonos, y
que de igual forma lo haga el sentimiento de compartir cosas bellas con los demás.

No cabe duda que, de una u otra forma, todos nos beneficiamos, ¿verdad? 

Enhorabuena, hermano, no te quepa duda de que eres todo un artista,
que nadie te haga dudarlo nunca.

(Miss you...and time flies......don't forget it)

Un beso enorme :)

Artículos Relacionados

5 comentarios:

Antonio García Burgos dijo...

Está claro que tenía que ser el primero en añadir un comentario a tu escrito lleno de sentimientos, hermana. El hecho de ser capaz de reflejar de manera escrita todo lo que, por dentro, nos dice en cada momento que estamos vivos, dice mucho de la persona que lo hace y yo quiero agradecértelo de manera recíproca. Ya sabes que sigo tu BLOG de manera incondicional y reconozco que, lo que tú haces, es bastante más complicado y mucho mejor !!!!.

Muchos besos y continuar confiando en AVATAR. Ya sabéis...No se mueve pero tiene una cualidad especial: ¡Escucha TODO lo que se le dice!!!

26 de mayo de 2014, 22:19
Margarita dijo...

¡Familia de artistas! ¡Jopetas! Ojos azules, voy a echar una ojeada hipermétrope, astigmática, presbícica, -y a estas horas cansada en el otro sentido, no en el presbícico, a ese blog (a ver si me pone las pilas...)

Abrazotes

26 de mayo de 2014, 23:55
Margarita dijo...

Sí, los he visto y tienes razón, ojos azules, ¡tienen alma! Una pasada. ¡Menudo artistazo que está hecho tu hermano!

27 de mayo de 2014, 0:22
Antonio García Burgos dijo...

Aunque en mi blog ya le he agradecido a Marga su estupendo comentario sobre mis "robothijos", quiero hacerlo también por aquí reconociendo que, "el mover pinceles y lapiceros", que es lo vuestro, es bastante más complicado...

Un abrazo. Antonio

27 de mayo de 2014, 21:22
AnAis García Burgos dijo...

El alma puede estar viva en muchos sitios inesperados: en una acuarela, un óleo, en un paisaje, en un paseo, en una canción, incluso en un robot.... :)

1 de junio de 2014, 22:05

Publicar un comentario

 
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons .